Al instalar Linux es probable que en algún momento se nos pregunte cuanta memora swap (espacio de intercambio) queremos ponerle a nuestro sistema operativo.

Como ya dije anteriormente yo hice una instalación (EXT2) sin memoria swap que funcionaba a la perfección. Pero habrá algunos programas que utilicen mucha memoria y es entonces cuando la computadora puede llegar a necesitar un espacio donde mantener otros procesos que no sean tan urgentes, es decir, más memoria de la que esta instalada físicamente en la computadora.

Busqué información sobre la cantidad que necestaría mi sistema al tener una memoria de 2GB, la versión que predominó es que se utiliza tanta memoria swap como memoria física tenga el equipo. Por lo tanto, hice una partición de 2GB en el disco duro y al momento de la instalación utilicé esa partición como memoria swap.

Más información (en inglés).

Actualización 14-Oct-08: Pongo nuevamente la información sobre como configuré la memoria swap por si alguien no desea leer toda la entrada “Como instalar Vista y Linux al mismo tiempo”.

Precaución: Debemos saber el tamaño EXACTO de la partición donde está Vista para no borrarla por error.

  • Previamente a la instalación hice dos particiones desde Windows Vista, una para instalar Ubuntu (de 45 GB) y una para la memoria (2GB), y anoté su tamaño en MBs.
  • Iniciando la instalación de Ubuntu al llegar a la parte de “Particiones” seleccioné la opción “manual”.
  • En el menú con todas las particiones de la computadora seleccioné los 2GBs y en “Mount Point” le puse la opción “swap”, para la otra partición le puse “Mount Point / ” y “Use as Ext3”.
  • Dar click en “Forward” y continuar la instalación.